Fortalece y protege las plantas frente a las enfermedades fúngicas. Estimula las defensas.